Código de conducta

Código de conducta Fruits de Ponent

Objetivo

El objetivo de este Código Ético de Conducta (en adelante Código Ético) es disponer de un conjunto de principios y reglas de actuación ante la totalidad de grupos de interés del Grupo Fruits de Ponent, de modo que todas las personas que integran Fruits de Ponent procedan de forma coherente con los valores, políticas y objetivos generales de la empresa.

Los grupos de interés de Fruits de Ponent son:

  • Consejo Rector
  • Clientes
  • Proveedores
  • Personal interno
  • Socios de la Cooperativa
  • Socios activos
  • Socios mujeres
  • Socios jóvenes
  • Socios mayores
  • Entorno social
  • Sector
  • Instituciones

 

Alcance

Todas las personas que integran Fruits de Ponent, sea a través de una relación laboral directa o mediante contratos de colaboración, están obligadas a conocer y respetar este Código Ético y a ajustar su actuación profesional a los principios básicos que lo inspiran. Se pretende que todo el personal se familiarice con el Código Ético y que aplique sus principios en su actividad diaria.

 

Principios éticos

A continuación se definirán los Principios Éticos de Fruits de Ponent en relación a las siguientes áreas de gestión:

  1. La Dirección
  2. Los Clientela
  3. Los Proveedores y subcontratistas
  4. El Personal interno
  5. El Entorno social
  6. El Entorno ambiental
  7. Los Socios de la Cooperativa
  8. La Competencia
  9. Las Administraciones competentes

 

 

Sanciones

Las sanciones para las conductas contrarias al Código se encuentran recogidas en la Normativa interna de Fruits de Ponent y su gestión se describe en el Procedimiento de Control de las incidencias.

Faltas leves: Amonestación por escrito. Suspensión de empleo y sueldo hasta de dos días.

  • No atender al público con la corrección y diligencia debida.

 

Faltas graves: Amonestación por escrito. Suspensión de empleo y sueldo hasta de tres días a quince días.

  • La desobediencia a la dirección de la empresa o a quien tenga facultades de dirección u organización en el ejercicio de sus funciones en cualquier materia de trabajo. Si la desobediencia es reiterada o implica una violación manifiesta de la disciplina en el trabajo, que deriva a algún perjuicio para la empresa o para las personas, podrá ser considerada de falta muy grave.
  • Falta evidente de respeto o consideración al público.
  • No cumplir la Normativa de Seguridad e Higiene en el trabajo de Fruits de Ponent.
  • Los maltratamientos de palabra y obra o la falta grave de respeto y consideración.
  • No utilizar los elementos de protección de seguridad e higiene facilitados por la empresa y contravenir la normativa de Prevención de Riesgos Laborales.
  • Realizar cualquier tipo de regalo a una persona (dentro o fuera de las instalaciones de la empresa) sea un superior o no, que tenga influencia directa o indirectamente sobre la situación laboral en la empresa del que entrega regalo.
  • El deterioro de la taquilla, la introducción de elementos que puedan degradarse o descomponerse y la venta o especulación con las taquillas.

 

Faltas muy graves: Amonestación por escrito. Suspensión de empleo y sueldo hasta de quince a sesenta días. Despido disciplinario en los supuestos en que la falta implique incumplimiento contractual.

  • Las negociaciones de comercio o industria por cuenta propia o de otra persona sin la autorización expresa de la empresa, así como la competencia desleal en la actividad de la empresa.
  • El robo y la malversación cometida tanto a la empresa, como a los compañeros de trabajo o a cualquier otra persona dentro de las dependencias de la empresa, o durante la jornada laboral en cualquier otro lugar.
  • Violar el secreto de la correspondencia o los documentos reservados de la empresa, o revelar el contenido a personas extrañas a la empresa.
  • Originar y/o continuar peleas con los compañeros de trabajo.
  • Cualquier conducta en el ámbito laboral que atente gravemente contra el respeto a la intimidad y a la dignidad mediante la ofensa, verbal o física, de carácter sexual. Si la conducta es llevada a término valiéndose de la posición jerárquica supondrá una circunstancia agravante.
  • No utilizar los elementos de protección de seguridad e higiene facilitados por la empresa y contravenir la normativa de prevención de riesgos laborales poniendo en peligro la seguridad de otros trabajadores.
  • El acoso moral al trabajo, entendiéndose como “acoso moral” un factor de riesgo psicosocial que se manifiesta con una conducta abusiva (gesto o palabra, comportamiento, actitud, etc.) que atente por su repetición o sistematización contra la intimidad o integridad psíquica o física de una persona poniendo en peligro su lugar de trabajo. La persona que padezca cualquiera de los acosos definidos como sexual o moral, lo ha de poner en conocimiento de la dirección de la empresa y del representante de los trabajadores en un plazo no superior a 15 días naturales para que la dirección ejecute el expediente oportuno que habrá de finalizar en el periodo de un mes a partir de la notificación de la parte interesada. La no comunicación a la dirección de las dos formas de acoso indicadas será valorable para poder determinar la falta de responsabilidad de la empresa que habrá de proteger el lugar de trabajo de la persona objeto de este acoso.
  • El hecho de que un superior cometa un acto arbitrario que suponga la vulneración de un derecho del trabajador legalmente reconocido, del cual se deriva un perjuicio grave para el subordinado.
  • La continuidad y la habitual falta de limpieza que pueda afectar el proceso productivo y la imagen de la empresa.
  • La embriaguez habitual y la drogodependencia manifestada durante la jornada laboral y en su lugar de trabajo. El estado de embriaguez o la ingestión de estupefacientes manifestados una sola vez serán constituidos de falta grave.
  • Aceptar cualquier tipo de regalo (dentro o fuera de las instalaciones de la empresa) de una persona sobre la que tenga influencia de su situación laboral en la empresa, tanto si depende directa o indirectamente.